Porta do Sol, 8 2ºC - Vigo gabinetexuridico.m@gmail.com

ESP - GAL

Temas

Los jueces de Familia, los terceros padres

14/02/2020 · artigos de prensa

Los jueces de familia se han convertido en los terceros padres y las discrepancias entre progenitores, divorciados o separados, colapsan los juzgados. El incumplimiento de convenios lleva a que sean los magistrados quienes finalmente marcan la pauta en las actividades extraescolares de los hijos menores, los gastos que se consideran extraordinarios y los incumplimiento, bien del régimen de visitas o de impagos de pensiones. Unas diferencias a las que la custodia compartida, cada vez en mayor auge por el bien de los niños que tienen derecho a disfrutar de su padre y de su madre, no pone freno.

"Que con la custodia compartida se dejan de pagar las pensiones es una leyenda urbana, aunque muchos progenitores parecen desconocerlo. Hay un convenio regulador, igual que en el caso de custodias monoparentales, y ya hay más ejecuciones judiciales -incumplimientos- que divorcios". Así de contundente se muestra la abogada viguesa Isabel Olcina, especializada en derecho de Familia.

La custodia compartida conlleva un reparto equilibrado del sistema de estancia de los menores con sus padres, pero no pone fin a las desavenencias. Así, habitualmente se establece una cuenta corriente para los gastos del niño en la que padre y madre -en función de sus ingresos- deben hacer la aportación que fija el convenio. "Padre y madre tienen que aportar una cantidad mensual y compartir gastos y hay un convenio que cumplir, igual que si la custodia es monoparental. Hay progenitores que lo incumplen, igual que cambian la semana que deben tener al niño porque les sale un viaje, un trabajo... Sigue vigente la idea de que las madres deben estar disponibles siempre, ellas se buscan la vida.", resume la letrada.

 
 
Los impagos de pensiones son uno de los principales incumplimientos que acaban en el juzgado. Muchos progenitores no realizan las aportaciones compensatorias y buscan justificaciones. Uno de los argumentos más frecuentes es: "Ella, me debe un dinero, así que lo descuento de los ingresos para el niño", algo que es ilegal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Donde de verdad los jueces se ven desbordados y a veces estupefactos, es con las actividades extraescolares de los niños. "En los nuevos convenios los abogados ya incluimos una cláusula que indica que si uno de los progenitores quiere que el niño realice una actividad extraescolar a la que el otro se opone, que la pague quien tiene interés. Así podemos descargar de asuntos a los juzgados", indica Olcina. La abogada explica que hay padres que se niegan sistemáticamente a cualquier actividad que se les proponga para los niños, pero que otros no pueden pagarlas. "El padre no puede ser un cajero automático, tiene que poder decidir, y hay madres que apuntan a los menores a todo tipo de actividades, como a un cursillo de lenguaje de sordos con perros", expone la letrada que tiene casi veinte años de experiencia profesional.

El nicho con mejores "vistas"

Pero las diferencias en los divorcios no solo afectan a los hijos, también a las mascotas o a las "vistas" desde el cementerio. Isabel Olcina recuerda a un matrimonio de octogenarios que se divorciaron y pelearon judicialmente por los dos nichos que tenían en el cementerio, el de arriba y el de abajo: "Llegaron a decir que el de arriba era el que tenía mejores vistas y por él se pelaban", relata. También las mascotas son punto de conflicto: "En casi todos los casos hemos alcanzado acuerdos extrajudiciales, pero la custodia del perro de una pareja que no tenía hijos, acabó encima de la mesa del juez".

Facilitar teléfonos móviles a los niños y fijar las horas en que pueden hablar con el otro progenitor, también son motivos de disputa, según la abogada: "A veces es una forma de controlar al otro. Llamas al niño y le preguntas dónde ésta, con quien está su ex.... Para los niños es estresante. Y ni los jueces ni los abogados somos educadores. Los educadores son los padres y ellos deben regular el uso de la tecnología, pero..."

¡Compártelo!